URBANISMO Y ENERGÍA RENOVABLE

Con el cambio climático y el aumento de la población en las ciudades, se está viendo en la necesidad de reevaluar la manera de diseñar nuestras ciudades. El urbanismo ahora no sólo tiene que tener en cuenta la estética de sus construcciones, sino también que sus nuevos modelos contribuyan al uso racional de los recursos naturales, que se adapte al entorno natural y del paisaje, pues, es el principio del desarrollo territorial urbano sostenible, desde el medio citadino se pretende mitigar el efecto invernadero y los gases contaminantes.