Ford experimenta en Valencia con furgonetas de reparto sin emisiones

Articulo por: Ignacio Zafra

Ford ha elegido Valencia como segunda ciudad, después de Londres, para un experimento con furgonetas de reparto urbano que generan emisiones cero o cercanas a cero. La compañía de automóviles cederá entre 10 y 15 furgonetas que serán utilizadas por empresas y servicios públicos. La multinacional norteamericana tiene en Almussafes (Valencia) una de sus principales fábricas en Europa.

“Nuestras pruebas en Valencia nos ayudarán a comprender mejor los beneficios que pueden suponer las flotas pequeñas y medianas que funcionan principalmente con energía eléctrica”, ha afirmado este miércoles Steven Armstrong, presidente de Ford Europa, Oriente Medio y África en un acto en el Palau de la Generalitat junto al presidente valenciano, Ximo Puig, y el alcalde de la ciudad, Joan Ribó.

El acuerdo contempla que Ford ceda las nuevas furgonetas Transit Custom PHEV, híbridas enchufables, y el Gobierno autonómico destine en torno a un millón de euros. Ni la compañía ni la Generalitat han concretado la duración de las pruebas, que en Londres comenzaron hace seis meses. El Ayuntamiento, por su parte, aportará el apoyo de los servicios de movilidad y su oficina de ciudad inteligente.

La finalidad del experimento de Ford es comprobar cómo su flota puede contribuir a mejorar la eficiencia de los trabajos de reparto y a “hacer posible un aire más limpio”, ha explicado el directivo. Un objetivo que comparten Generalitat y Ayuntamiento, que en los últimos años ha cambiado la política de movilidad a través de peatonalizaciones, expansión del carril bici, limitación del vehículo privado y aumento del transporte público.

Las pruebas servirán a Ford como plataforma para el lanzamiento de sus 40 nuevos vehículos eléctricos —de los que 16 lo son completamente— que empezará a comercializar entre 2019 y 2022, y a cuyo desarrollo ha destinado 9.200 millones de euros.

Ford está seleccionando a los “socios” locales que utilizarán las furgonetas en Valencia. Armstrong ha adelantado que la previsión es hacer como en Londres, donde una veintena de furgonetas están siendo probadas por usuarios públicos y privados, desde la Policía Metropolitana a servicios de mensajería y construcción.

Las furgonetas utilizadas en Valencia serán de tamaño pequeño y medio y estarán dirigidas principalmente a empresas de esa misma escala y al conocido como reparto de última milla, uno de los que más contaminación genera en las urbes. Los vehículos que Ford cederá son híbridos enchufables que utilizan únicamente motor eléctrico con cero emisiones en trayectos de 50 kilómetros. Cuando deben hacer recorridos más largos, las baterías se recargan con sus motores de gasolina Ecoboost de 1.0 litros.

Armstrong ha afirmado que la elección de la ciudad muestra el compromiso de la compañía con España y con la Comunidad Valenciana. Ford ha invertido 2.900 millones de euros en la factoría de Almussafes desde 2011. Y en noviembre anunció una inyección de 750 millones para acondicionar la planta a la producción del nuevo Ford Kuga.

Puig ha destacado que las Administraciones valencianas garantizan “un espacio de estabilidad y honradez” a las inversiones, y ha celebrado el acuerdo anunciado este martes que, ha dicho, “mejorará la calidad de vida de los ciudadanos”. Ribó ha asegurado que el Ayuntamiento “está preparado y deseoso de colaborar con Ford por una movilidad más sostenible, más amable, más respetuosa y más cómoda para todo el mundo”.

Información obtenida de: https://elpais.com/economia/2018/05/09/actualidad/1525884832_039254.html

Dejar un comentario

nombre

correo electrónico (no publicado)

sitio web