Navegar / buscar

Memorias de Abril (tortugas, popotes y surrealismo)

Como ya se ha vuelto costumbre, previo a iniciar las actividades laborales, la licenciada y yo tenemos la famosa charla matutina en la que tocamos temas muy diversos que varían según el clima, el tráfico, las noticias, la cotización del peso y el estado de ánimo que inspiran todos los anteriores. El día de hoy debutamos con el curioso síndrome del edificio enfermo, ese malestar provocado por factores externos relacionados con la calidad del espacio (estética, iluminación, ventilación) en el que uno trabaja, come o estudia y que tiene influencia sobre la salud mental y nuestro desempeño cotidiano.