Las olas de calor de 2018 no son una sorpresa

Por UNICEF

El clima extremo, que incluye temperaturas récord y olas de calor, sequías y precipitaciones desastrosas, marcó la primera mitad del verano en el hemisferio norte, lo que ha repercutido en la salud,, la agricultura, los ecosistemas y la infraestructura y ha provocado incendios forestales devastadores.

“2018 se perfila como uno de los años más calurosos de la historia, con récords de temperatura en muchos países. Esto no es una sorpresa. Las olas de calor y el calor extremo que estamos experimentando son consistentes con lo que esperamos como resultado del cambio climático causado por las emisiones de gases de efecto invernadero. Esto no es un escenario futuro, está sucediendo ahora”, dijo la secretaria general adjunta de la Organización Meteorológica Mundial, Elena Manaenkova.

Según la Organización Mundial de la Salud, la exposición excesiva al calor tiene una amplia variedad de efectos fisiológicos en los seres humanos que pueden resultar en muertes prematuras e incapacidad.

La excesiva exposición al calor durante periodos prolongados del día y la noche puede producir insuficiencias cardiovasculares, respiratorias y renales, así como diabetes.

Los grupos de población más vulnerables son las personas mayores, los niños, las mujeres embarazadas, los obreros que trabajan al aire libre y los pobres.

Dejar un comentario

nombre

correo electrónico (no publicado)

sitio web

Abrir chat
Contact us without obligation
Hi
How can we help you?
Powered by