Icebug, la primera marca de calzado de exteriores climáticamente positiva del mundo

Suecia no es un país que suela asociarse con los peores impactos del cambio climático. Sin embargo, esta percepción cambió totalmente tras el verano de 2018, donde se produjeron peligrosos incendios forestales que asolaron el Círculo Polar Ártico, y una de las peores sequías de las últimas décadas afectó a los agricultores suecos.

Tras estos devastadores acontecimientos, ha habido un cambio radical en la mentalidad de los suecos: están dispuestos a que se tomen medidas sobre el cambio climático, y quieren que sea ahora.

Poco menos de un año después, Icebug, un conocido fabricante sueco de calzado de exterior ha aceptado el reto. Ante el empeoramiento de los eventos climáticos extremos, la compañía sintió que había llegado el momento de hacerse responsable de su huella climática. A partir de esta convicción, Icebug anunció que sus operaciones serían climáticamente positivas en 2020 y, menos de seis meses después, ya ha cumplido esta promesa como participante en la iniciativa de la ONU Climate Neutral Now (Neutralidad Climática Ahora).

El compromiso climático de Icebug significa que, en 2019, se esforzarán por reducir aún más las emisiones de gases de efecto invernadero resultantes de sus actividades de fabricación, y también seguirán compensando más de lo que emiten.

Hablando sobre el proceso de toma de decisiones de la compañía, David Ekelund, cofundador y director general de la firma, explicó:

“Cuando tomamos la decisión, no teníamos ni idea de lo que significaría. Fue la decisión mayor y más atrevida de las que hemos tomado hasta ahora.”

Según Ekelund, aunque Icebug ha surgido como líder en la acción sobre el clima en el sector outdoor, los planes originales a la hora de crear la marca no tenían nada que ver con el medio ambiente. Ha sido la realidad del cambio climático lo que ha obligado a la empresa a entrar en ese espacio.

Icebug se inspiró en un compromiso similar de la cadena sueca de hamburguesas MAX para convertirse, no sólo en climáticamente neutro, sino en climáticamente positivo.  A principios de este año, Motion Blur Films también anunció que había producido el primer largometraje positivo del mundo sobre el clima, Amundsen.

Según Icebug, la ambición de la empresa es que este tipo de compromiso se convierta en algo habitual en el sector textil outdoor, de modo que ser climáticamente positivo ya no se perciba como una mera ventaja competitiva, sino que sirva para que una importante cantidad de marcas pasen a ser climáticamente positivas y, al final, se trate de una cuestión de marketing el no hacerlo.

La firma sueca también se ha comprometido a desacreditar el mito de que la falta de certeza es una excusa válida para la inacción. Para poder ser climáticamente positivo, Icebug necesitaba primero estimar las emisiones de gases de efecto invernadero de toda su cadena de valor. Esto no fue tarea fácil para un fabricante de calzado de alto rendimiento: un par de zapatos o botas puede tener entre 30 y 40 componentes diferentes.

Sin embargo, al encontrar a expertos adecuados para ayudarles a evaluar el ciclo de vida de uno de sus productos más populares, Icebug pudo extrapolar y estimar las emisiones de gases de efecto invernadero en todas sus operaciones.

Icebug dice que, aunque esta metodología de estimación no es perfecta, la compañía ha tenido en cuenta la incertidumbre, y han sido conservadores en sus supuestos, al comprar un 25 % más de créditos de carbono de los que se necesitarían para compensar sus emisiones de gases de efecto invernadero reales estimadas. En el futuro, Icebug seguirá perfeccionando la metodología para estimar sus emisiones de gases de efecto invernadero, y establecerá objetivos agresivos para la reducción de emisiones internamente.

Mientras tanto, la empresa invita a otras firmas a aumentar y asumir la responsabilidad de su huella climática para que se puedan alcanzar los objetivos del Acuerdo de París y se evite que el mundo sufra los peores impactos del cambio climático. Porque caminar por la vía del desarrollo sostenible y la acción sobre el clima no sólo es sentido común, ¡también es un buen negocio!

Información tomada de:

Dejar un comentario

nombre

correo electrónico (no publicado)

sitio web

Abrir chat
Contact us without obligation
Hi
How can we help you?
Powered by