IPBES: El cambio climático es un factor clave para la extinción de especies

La naturaleza está disminuyendo globalmente a un ritmo sin precedentes en la historia de la humanidad, y el cambio climático se encuentra entre los cinco generadores directos del cambio en la naturaleza, con los mayores impactos globales relativos hasta ahora.

Esta es una de las principales conclusiones a las que ha llegado el último informe de la Plataforma intergubernamental científico-normativa sobre diversidad biológica y servicios de los ecosistemas (IPBES), aprobado por los gobiernos en París la semana pasada y presentado hoy al público.

El informe, por ejemplo, concluye que la distribución del 47 % de la proporción de mamíferos terrestres no voladores y del 23% de las aves amenazadas puede haberse visto ya afectada de forma negativa por el cambio climático.

Con respecto al cambio climático, el informe enumera las siguientes cifras:

  • 1 grado centígrado: diferencia media de temperatura global en 2017 en comparación con los niveles preindustriales, con un aumento de +/-0,2 (+/-0,1) grados centígrados por década.
  • >3 mm: aumento medio anual del nivel del mar en todo el mundo en los dos últimos decenios.
  • 16-21 cm: aumento del nivel medio del mar desde 1900.
  • Aumento del 100 % desde 1980 en las emisiones de gases de efecto invernadero, lo que eleva la temperatura media mundial en al menos 0,7 grados.
  • 40%: aumento de la huella de carbono procedente del sector turismo (hasta 4,5 Gt de dióxido de carbono) de 2009 a 2013.
  • 8%: del total de las emisiones de gases de efecto invernadero proceden del transporte y del consumo de alimentos relacionados con el turismo.
  • 5%: fracción estimada de las especies en peligro de extinción a partir de un calentamiento de sólo 2°C, aumentando hasta el 16% a 4,3°C de calentamiento.
  • Incluso para un calentamiento global de 1,5 a 2 grados, se prevé que la mayoría de los rangos de las especies terrestres se reduzcan de forma importante.

En el informe se subraya que 22 de los 44 objetivos evaluados en el marco de los objetivos de desarrollo sostenible relacionados con la pobreza, el hambre, la salud, el agua, las ciudades, el clima, los océanos y la tierra se ven socavados por importantes tendencias negativas de la naturaleza y sus contribuciones a la población.

Las tendencias negativas actuales en la biodiversidad y los ecosistemas socavarán el progreso hacia el 80 % (35 de 44) de los objetivos evaluados por los Objetivos de Desarrollo Sostenible, relacionados con la pobreza, el hambre, la salud, el agua, las ciudades, el clima, los océanos y la tierra. Por lo tanto, la pérdida de biodiversidad no sólo es una cuestión medioambiental, sino también una cuestión de desarrollo, económica, de seguridad, social y moral.

Los autores del informe también afirman que las tendencias negativas en la naturaleza continuarán hasta 2050 y más allá en todos los escenarios de política explorados en el informe, excepto aquellos que incluyen un cambio transformador, a causa de los impactos proyectados del creciente cambio en el uso de la tierra, la explotación de organismos y el cambio climático, aunque con diferencias significativas entre regiones.

Lea el comunicado de prensa de IPBES aquí (en inglés).

Información tomada de:
https://unfccc.int/es/news/ipbes-el-cambio-climatico-es-un-factor-clave-para-la-extincion-de-especies

Dejar un comentario

nombre

correo electrónico (no publicado)

sitio web