El futuro de las ciudades pasa por innovar o morir

El cambio climático supone un nuevo desafío para el urbanismo. Las soluciones “innovadoras e inteligentes” permitirán que las ciudades y las regiones prosperen. Entre las propuestas para la adaptarse al calentamiento global se encuentran las llamadas ciudades flotantes.

Con el eje central puesto en las nuevas invenciones se celebra esta semana en Nairobi, la primera Asamblea de ONU-Habitat, la agencia encargada de promover ciudades y pueblos social y ecológicamente sostenibles, bajo el lema: «Innovación para una mejor calidad de vida en las ciudades y comunidades – Aplicación acelerada del nuevo programa urbano para alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible».

La directora ejecutiva del Programa de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos, Maimunah Mohd Sharif, definió los procesos de innovación como «nuevos conocimientos y soluciones para mejorar las condiciones de vida de todos en las ciudades y comunidades».

A su vez, advirtió que los núcleos urbanos impulsan las economías nacionales mediante «la creación de prosperidad, el fomento del desarrollo social y la creación de empleo», pero que también pueden ser caldo de cultivo de cultivo para la pobreza, la exclusión y la degradación ambiental.

Por esa razón, destacó que las ciudades «tendrán que seguir impulsando la innovación de forma pionera», en beneficio de todos, tal y como está previsto en la Agenda de Desarrollo Sostenible de 2030, el plan de la ONU para acabar con la pobreza, proteger el planeta y garantizar la paz y la prosperidad para todos.

Añadió que las soluciones “innovadoras e inteligentes” conforman uno de los principales motivos por el cual las ciudades y las regiones prosperan. Por consiguiente, pidió a los delegados que estudiaran cómo promover tecnologías urbanas inteligentes para gestionar los principales servicios de una ciudad- como el agua, el transporte y la energía limpia, ─, en favor de la calidad de vida de todos sus ciudadanos.

¿La ciudad del futuro es flotante?

Como ejemplo de la predisposición a participar en las últimas innovaciones para combatir las amenazas a las que se enfrentan las zonas urbanas, como el cambio climático y la creciente desigualdad, ONU-Habitat convocó la primera Mesa Redonda sobre Ciudades Flotantes Sostenibles, celebrada en abril en la Sede de las Naciones Unidas en Nueva York.

La Vicesecretaria General Amina Mohammed destacó que el modo de construcción de grandes urbes, como Nueva York o Nairobi, ya no es posible en la actualidad debido a que las ciudades han de “construirse para la gente, no para los coches”.

Mohammed señaló que hay que tener en cuenta que las ciudades edificadas estarán en primera línea de los desastres climáticos, tales como el aumento del nivel del mar o las tempestades. “Las ciudades flotantes pueden formar parte de nuestro nuevo arsenal de herramientas», destacó.

El encuentro alzará el telón este viernes.

Información tomada de: https://news.un.org/es/story/2019/05/1456901

Dejar un comentario

nombre

correo electrónico (no publicado)

sitio web