A los 21 años, Jerónimo ya tiene la clave para reemplazar los vasos de plásticos descartables

Un joven científico argentino ha encontrado un remedio para reducir la acumulación de tanto plástico en nuestro planeta: vasos biodegradables, hechos de algas. Su preocupación medioambiental empezó a los 12 años.  En vísperas del Día de la Juventud, Jerónimo Batatista Bucher ha concedido una entrevista a Noticias ONU y nos ha dejado un ejemplo de cómo se puede trabajar a cualquier edad para conseguir los objetivos fijados en la Agenda 2030 de desarrollo sostenible.

El 12 de agosto celebramos el Día Internacional de la Juventud. Con ese motivo, os contamos la historia de Jerónimo, quien desde los 12 años se sintió atraído por la ciencia y representó a su escuela en distintas olimpiadas nacionales e internacionales. A los 18, cuando estaba terminando su educación secundaria, detectó que la acumulación de utensilios de plástico descartables durante los recreos escolares era excesiva, y requería de una solución inmediata.

“Me di cuenta de que los chicos tomaban un trago de agua y desechaban los vasos, los cestos de basura rebalsaban, y lo mismo ocurría en todos los lugares públicos, en hoteles, oficinas, hospitales, eventos, así empecé a pensar como personalmente podía contribuir a cambiar eso”, expresó Jerónimo Batista Bucher, un argentino oriundo de Vicente López, provincia de Buenos Aires que, con 21 años, ya es un joven emprendedor destacado no solo en su país sino también en Latinoamérica, Europa y Estados Unidos.

Pienso que esta gran crisis ambiental que estamos viviendo requiere particularmente de los jóvenes.

Dejar un comentario

nombre

correo electrónico (no publicado)

sitio web

Abrir chat
Contact us without obligation
Hi
How can we help you?
Powered by