La alimentación y la agricultura sostenible, claves en la lucha contra el cambio climático

El Panel Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) publicó este jueves su informe sobre La Tierra y el Cambio Climático, en el que destaca, entre otras cosas, cómo el clima está afectando la disponibilidad, el acceso, la nutrición y la estabilidad de los alimentos.

Los científicos aseguran que alimentos más caros, menos nutritivos y disrupciones en la cadena de distribución afectarán a todo el planeta con un énfasis dramático en los países más pobres, si no se actúa para detener la degradación de la tierra y mantener el calentamiento global por debajo de los 2°C, como lo establece el Acuerdo de París.

Incluso con un aumento de 1,5°C con respecto  los niveles preindustriales, hay grandes riesgos de escasez de agua, incendios, degradación del permafrost e inestabilidad en el sistema alimentario.

Los expertos destacan que detener el desperdicio de comida, cambiar la dieta por una que incluya más vegetales y legumbres, así como invertir en la agricultura sostenible y proteger la tierra de la degradación, puede contribuir a disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero que aumentan el calentamiento global.

“Podemos luchar contra el cambio climático en un mundo donde nos concentremos en la sostenibilidad. Esto significa un menor crecimiento de la población, una reducción de las desigualdades, una mejor nutrición y un menor desperdicio de comida. Una acción temprana para reducir las emisiones significará que utilizaremos menos tierra en el futuro para obtener energía y habrá menos deforestación”, aseguró Hans-Otto Pörtner, científico del IPCC.

Información tomada de: https://news.un.org/es/story/2019/08/1460351

Dejar un comentario

nombre

correo electrónico (no publicado)

sitio web