Fortalecimiento de la resiliencia en las zonas oceánicas y costeras

El desarrollo y la transferencia de tecnología son esenciales para que los gobiernos reduzcan sus emisiones de gases de efecto invernadero y se adapten a los inevitables impactos del cambio climático, de conformidad con el Acuerdo de París.

La tecnología también desempeña un papel fundamental en la aplicación de los planes nacionales de acción climática de los países, las contribuciones determinadas a nivel nacional (conocidas como NDC por sus siglas en inglés).

El Comité Ejecutivo de Tecnología (CET) celebró un evento el 6 de septiembre, en el que los expertos abordaron el tema «Ecosistemas y tecnología: Enfoques innovadores para reforzar la adaptación de las costas y los océanos».

El evento se organizó con el Congreso Mundial de la Naturaleza de la UICN y con la colaboración de la FEBA de la UICN y el Programa de Trabajo de Nairobi (NWP), el centro de referencia de ONU Cambio Climático para conocimientos sobre la adaptación y la resiliencia climáticas.

Dado que los fenómenos meteorológicos extremos son cada vez más frecuentes en todo el mundo, la capacidad de adaptación a las consecuencias del cambio climático es cada vez más importante, y esto se aplica especialmente a las costas, donde vive la mayor parte de la población.

En los próximos 20 años, se calcula que se gastarán 94 billones de dólares en infraestructuras en todo el mundo. Las rígidas políticas de regulación y financiación, diseñadas pensando en infraestructuras insostenibles, mantienen el statu quo.

La mejora de las políticas climáticas nacionales y de los mecanismos de financiación, la planificación y la zonificación local del uso del suelo y del mar, los códigos de construcción y las directrices de ingeniería son cruciales para un medio ambiente más sostenible.

Los gobiernos pueden empezar a crear los mecanismos necesarios para dar forma a estrategias de adaptación sostenibles, eficaces e integradas a través de sus NDC, Planes Nacionales de Adaptación (NAP), planificación del espacio marino y otros planes a nivel nacional.

Wanna Tanunchaiwatana, Directora de Medios de Ejecución de ONU Cambio Climático, reconoció que la oportunidad de hacer frente a la crisis climática se está cerrando rápidamente: «Tenemos que intensificar nuestros esfuerzos en la adaptación al clima y la creación de resiliencia. El Acuerdo de París exige una acción cooperativa para mejorar el desarrollo y la transferencia de tecnología. Trabajar juntos garantizará no solo la inclusividad, sino también que abordemos las cuestiones climáticas de forma coordinada».

Vea el informe del evento.

El CET organizará un segundo evento de adaptación oceánica y costera en octubre de 2021 en colaboración con el NWP y la UICN. Este evento se centrará en enfoques innovadores para apoyar a los países en la aplicación tanto de sus planes nacionales de adaptación como de sus contribuciones determinadas a nivel nacional.

Dejar un comentario

nombre

correo electrónico (no publicado)

sitio web