COP26: cautela internacional ante el inesperado acuerdo climático entre China y Estados Unidos

Activistas y líderes internacionales recibieron con cautela una inesperada declaración conjunta de Estados Unidos y China en la que prometen aumentar su cooperación climática en la próxima década.

La Unión Europea y Naciones Unidas describieron el anuncio como alentador y como un paso importante, pero la organización Greenpeace dijo que ambos países necesitan demostrar un mayor compromiso.

China y Estados Unidos son los dos mayores emisores de CO2 del mundo.

Este miércoles, en un sorpresivo gesto, dijeron que trabajarán juntos para alcanzar el objetivo del 1,5 ºC de aumento de temperatura máximo que se estableció en el Acuerdo de París de 2015.

El anuncio de los dos rivales globales se produjo en el contexto de la cumbre climática de Glasgow (Escocia), la COP26.

Se espera que el presidente estadounidense, Joe Biden, y su homólogo chino, Xi Jinping, mantengan un encuentro virtual la semana que viene.

Los científicos dicen que limitar el aumento de la temperatura global a 1,5 ºC ayudará a la humanidad a evitar los peores impactos climáticos. Esto se compara con temperaturas de la era preindustrial.

En 2015, los líderes mundiales se comprometieron en París a intentar evitar que el mundo se caliente más de entre 1,5 ºC y 2 ºC mediante grandes recortes de emisiones.

Reacciones contrapuestas

En una reacción a la declaración conjunta de China y EE.UU. Genevieve Maricle, directora de acción política del clima en la organización WWF, dijo: «Este anuncio se produce en un momento crucial de la COP26 y ofrece una esperanza de que, con el apoyo y respaldo de dos de las voces más fundamentales del mundo, quizá podamos limitar el cambio climático a 1,5 ºC.

«Pero también debemos seguir claros sobre lo que todavía se necesita si los dos países cumplen con la reducción de emisiones necesaria en los próximos nueve años: el ajuste del 1,5 ºC requerirá una respuesta de toda la economía«.

La directora ejecutiva de Greenpeace International, Jennifer Morgan, también acogió la declaración, pero precisó que ambos países necesitan mostrar un mayor compromiso para alcanzar los objetivos climáticos.

El enviado estadounidense, John Kerry, dijo que «la cooperación es la única vía».
El enviado estadounidense, John Kerry, dijo que «la cooperación es la única vía».

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, afirmó que el anuncio es «un paso importante en la dirección correcta».

El jefe de la política climática de la UE, Frans Timmermans, opinó que es «realmente alentador» ver a China y Estados Unidos colaborando.

«Muestra también que EE.UU. y China saben que este tema trasciende otros asuntos. Y sin duda nos ayuda a quienes estamos en la COP a llegar a un acuerdo», añadió.

Por su parte, Kevin Rudd, ex primer ministro australiano y actual presidente de la Sociedad de Asia, que trabaja en la consecución de acuerdos globales sobre cambio climático, le dijo a la BBC que el acuerdo «no es un punto de inflexión», pero sí un gran paso adelante.

«El estado actual de la geopolítica entre China y Estados Unidos es… terrible, así que el hecho de poder extraer este acuerdo de colaboración específico sobre el clima entre Washington y Pekín ahora mismo es un importante impulso», comentó.

La declaración de China-EE.UU. urge a que se aumenten los esfuerzos para cerrar «la significativa brecha» que queda para alcanzar el objetivo del 1,5 ºC.

Se acordaron varios pasos en distintos aspectos, incluidas las emisiones de metano, la transición a una energía limpia y la decarbonización.

El negociador climático principal de China, Xie Zhenhua, le dijo a la prensa que, sobre cambio climático, «hay más acuerdo que desacuerdo entre China y EE.UU.».

China rechazó unirse a un acuerdo esta misma semana para limitar el metano, un perjudicial gas de efecto invernadero, pero a cambio prometió desarrollar «un plan nacional» para abordar este asunto.

A Xie le siguió John Kerry, el enviado de EE.UU. para el clima, que dijo que si bien EE.UU. y China tienen muchas diferencias, la cooperación sobre el clima es vital.

«Cada paso importa ahora mismo y tenemos un largo viaje delante de nosotros», señaló.

China es el mayor emisor del mundo de dióxido de carbono, seguido de Estados Unidos.

En septiembre, Xi anunció que China aspira a alcanzar la neutralidad del carbono para 2060, con un plan para reducir las emisiones antes de 2030.

EE.UU. aspira a conseguir el cero neto para 2050.

Información tomada de : https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-59244557

Dejar un comentario

nombre

correo electrónico (no publicado)

sitio web