La importancia del Ayuntamiento en la Educación.

En el artículo 8 de la Ley General de Educación se establece que: “El Estado está obligado a prestar servicios educativos con equidad y excelencia”. Y en la redacción del párrafo del mismo artículo, se establece la población prioritaria hacia la cual se debe orientar la prestación de esos servicios; esto es, a “quienes pertenezcan a grupos y regiones con  mayor rezago educativo, dispersos o que enfrentan situaciones de vulnerabilidad por circunstancias específicas de carácter socioeconómico, físico, mental, de identidad cultural, origen étnico o nacional, situación migratoria (…), o relacionadas con aspectos de género, preferencia sexual o prácticas culturales” (p. 4).

Para implementar lo anterior, en el artículo 9 se establecen un conjunto de acciones para garantizar el pleno ejercicio del derecho a la educación. Dentro de estas acciones se tienen entre otras las siguientes:

  1. a) Otorgar becas a los grupos sociales con mayor vulnerabilidad económica, social o cultural;
  2. b) Programas de intercambio académico para jóvenes de Media Superior y Superior con alto rendimiento académico;
  3. c) Fomento a la educación a distancia;
  4. d) Fomentar programas de incentivos a maestros que presten sus servicios en localidades aisladas, zonas urbanas marginadas y de alta conflictividad social;
  5. e) Establecer escuelas de Tiempo Completo en educación básica;
  6. f) Facilitar el acceso a la educación básica y media superior;
  7. g) Fomentar programas que coadyuven a la mejora de la educación para alcanzar su excelencia (Ibid., Pp. 4-5).

Y en su artículo 10, menciona: “El Ejecutivo Federal, el gobierno de cada entidad federativa y los ayuntamientos, podrán celebrar convenios para coordinar las actividades a que se refiere el presente Capítulo”.

En México, salvo ciudades con un nivel de desarrollo importante, la estructura del Ayuntamiento no contempla una dirección que pueda realizar una agenda educativa en forma. A lo sumo se tiene una instancia que atiende ese tema. Lo cual es un indicativo del nivel de importancia que tiene la educación en el municipio.

Lo anterior es un contrasentido, porque en un país tan diverso en términos culturales, étnicos, y sociales, la única forma de desarrollar a nuestro sistema educativo nacional es a través del fortalecimiento de la educación a nivel local, puesto que cada localidad tiene sus propias características y necesidades educativas.

En los municipios, la educación navega en las aguas gélidas del discurso político. Y de vez en cuando, una nota resalta la agenda cuando se lee que un presidente municipal levantó una barda perimetral, realizó un domo en una escuela, o entrega botes de pintura o computadoras. Hasta ahí llega la obra de gobierno en estas latitudes.

Es momento de que el ayuntamiento tome un rol protagónico en la educación, con propuestas innovadoras y resultados que conviertan al municipio en un agente de cambio para el desarrollo mediante estrategias que fortalezcan la educación formal, la acción cultural, el fomento al deporte y la recreación y la capacitación de la comunidad.

Referencias

https://sep.gob.mx/work/models/sep1/Resource/15131/1/images/ley_general_educacion_4t.pdf

Sugerencias y comentarios. pelayofernando10@hotmail.com

Mtro. Fernando Pelayo Rebolledo

Lic. En Ciencias y Técnicas de la Comunicación

Maestría en Educación.

Dejar un comentario

nombre

correo electrónico (no publicado)

sitio web